Hace 2 años 6 meses empecé a correr. Hubo dos grandes razones que influyeron mucho para que me iniciara en este deporte. La primera – debo confesar -fue a raíz de un comentario con referencia a mi musculatura. ¿Por qué, si haces tanto ejercicio no estás delgada? En ese momento nadaba aproximadamente 3 kilómetros en una hora, y según yo, estaba “requeté bien”. Ese golpe a mi ego y el hecho de que mi jefa fuera maratonista fueron determinantes para que me fijara la meta de correr 3 kilómetros diarios. Cuando comencé, la verdad es que a duras penas podía correr 3 minutos y me quedaba sin aliento. Afortunadamente no desistí, y seguí intentando correr por periodos cada vez más prolongados de tiempo, no me importaba si corría el kilómetro en 9 minutos 27 segundos o en 11 minutos, lo que me importaba era terminarlo.

Así transcurrieron los primeros 2 meses. Al llegar al tercer mes, ya corría 3 veces por semana 3 kilómetros en 24 minutos. ¡Yeah! ¡Era verdad! ¡¡¡Correr si ayuda a adelgazar!!! La persona que me cuestionó acerca de mi “delgadez” lo vio y no hubo mayor satisfacción para mí que ver su mirada de sorpresa cuando después de 4 meses nos encontramos. Mucho más delgada, debo decirlo. Fue la última vez que interactué con él. Supongo que le debo un agradecimiento enorme, de no haber sido por el seguro seguiría nadando mucho más de lo que corro, y no sería Corro Serratos. (Pensándolo bien, “Nado Serratos” no suena tan chido).

Y entonces, comenzó la locura. Ya a los 6 meses corría 5km, en 35 minutos. El tiempo seguía sin importarme demasiado, lo que valía es que eran 5. ¡5km! Yo, que apenas y alcanzaba a cerrar 3km y luego dormía media mañana, exhausta por el esfuerzo. Los meses fueron pasando y no sé cómo, pero un día ya estaba inscrita en una carrera de 10km.

Hace 2 años 6 meses comencé a correr. He pasado por carreras de 5, 10, 15, 21, 27 y 42km. Y un triatlón sprint por ahí en el inter. Este fin de semana corrí mi maratón número 3. 6 meses después de mi debut como maratonista. 3 semanas después de mi 2do maratón, el 30 de agosto en la Ciudad de México 2015. Ayer, 20 de septiembre el Maratón de León 2015 marcó mi transición de ser una “runner normal” a una “runner “eufórica”.

Quiero platicarte que se siente hacer “Back to Back Marathons” (dos maratones pegados uno al otro, con poco tiempo de descanso entre ambos) pero, tendrá que ser la siguiente vez que escriba. Ahora tengo que regresar al mundo real y trabajar. Ese reloj que mide todo lo que hago mientras corro, los tenis, la ropa deportiva, los viajes y por supuesto, las inscripciones a las carreras NO se pagan solas.

Yo (soy) Corro. Serratos. Y tú también, puedes serlo.